Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri de sanctis coveti dispecit.

Adelgaza: 5 acciones sencillas para bajar de peso

Adelgaza: 5 acciones sencillas para bajar de peso

Adelgaza: 5 acciones sencillas para bajar de peso

Estas fechas hacen que nuestra relación amor/odio con la comida se intensifique. Amor porque no podemos resistirnos a la comida rica que abunda, odio porque probablemente no logramos nuestra meta de adelgazar.

No es nada nuevo que las dietas no funcionan, yo como persona que lucha con el sobrepeso, entiendo la sensación de frustración y derrota que se siente cada vez que fallas en una dieta.

Lo malo es que nos decimos a nosotros mismos que tenemos poco autocontrol y fuerza de voluntad, lo que aumenta nuestro desanimo.

Las dietas fallan, ya que la fuerza de voluntad y la motivación se van agotando a lo largo del día, por eso casi siempre se rompen por la noche. Los regímenes muy restrictivos o bajos en calorías hacen que el cuerpo entre en un estado de hambruna, por lo que el cerebro entra en acción para proteger al cuerpo y envía señales de apetito más fuertes.

Irónicamente cuándo estas a dieta piensas más  en comida  y los alimentos “prohibidos” se vuelven más atractivos.

La investigadora y especialista en obesidad Traci Mann nos recomienda en su libro Secrets from the eating lab las siguientes técnicas para comer menos sin usar la fuerza de voluntad y la motivación.

  1. Deja de comer “saludable”. El cerebro capta mejor las palabras simples y los seres humanos preferimos por naturaleza la gratificación instantánea. Si lo piensas es difícil definir la palabra saludable y la recompensa de comer de esta manera es a muy largo plazo, por lo que siempre preferimos el  adjetivo sabroso o azucarado de la comida chatarra. Mejor come ensalada porque es crujiente y fresca, sandía porque es rica y refrescante, ves como el atractivo de la comida nutritiva aumenta en segundos.
  2. Usa platos pequeños. Estudios demuestran que entre más grande sea el plato más calorías se consumen y menos satisfechos nos sentimos. Por ello usa platos pequeños para tener un mejor control de porciones y adelgaces.
  3. Distráete. Cuando tenemos antojos no podemos dejar de pensar en ellos e intentar suprimirlos los vuelve  más fuertes, cuando los sientas mejor piensa en otra cosa, mejor aún si puedes realizar una actividad en la que uses las manos, como barrer, pintarte las uñas, sacudir tu cuarto etc. El antojo se pasara rápido y no sentirás tanta ansiedad.
  4. Deja de pensar que la comida chatarra te hace sentir mejor. Tenemos la creencia de que comer dulces y comida grasosa nos levanta el ánimo, pero las investigaciones de la Doctora Mann muestran lo contrario. Preferimos estas alimentos porque formamos el hábito de comerlos  cuando estamos tristes o estresados. De hecho si lo piensas nos sentimos peor después por la sensación de culpa y por el bajón de insulina nos da sueño y nos sentimos cansados. Lo ideal para adelgazar sería no comer cuando nos sentimos decaídos, aunque si no puedes evitarlo elige una fruta que te guste o un puñito de nueces.
  5. No te obsesiones con adelgazar. Es agradable fantasear que tenemos el físico de una actriz/ actor de Hollywood, modelo o bailarín/a, pocas veces reflexionamos que estas personas tienen tanta disciplina porque viven de su cuerpo y para su cuerpo.

Tener un cuerpo con el que nos sintamos cómodos eleva nuestra autoestima y bienestar, pero concentra la mayoría de tus esfuerzos  en nutrir tu cerebro por medio de actividades como la lectura, visitar museos o aprender nuevas habilidades, también fortalece las relaciones con tu familia y amigos, que son cosas que verdaderamente nos hacen felices.

Para que no termines siendo una de esas personas de “todo estaba perfecto hasta que abrió la boca”.

¿Encontraste útil la información? Si fue así comparte este artículo porque ayudarás a que más gente se beneficie de el.

Sin comentarios

Publicar comentario