Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri de sanctis coveti dispecit.

Porqué vivir en el extranjero

Porqué vivir en el extranjero

Vivir en el extranjero

Vivir en el extranjero hace que tu perspectiva del mundo y de la vida cambie. Todo lo que gira en tu entorno se vuelve más fácil porque te das cuenta de que el mundo no son solo los amigos que conociste en la prepa o en la universidad, ni tus vecinos, ni compañeros de trabajo, incluso te das cuenta de que tu familia puede integrarse de más personas que apenas estás por conocer. 

A finales del año pasado hicieron un recorte de personal en la televisora donde estuve laborando casi dos años, el cual me tocó y me quedé sin chamba . Durante dos semanas tuve la sensación de desempleada y un poco #nini porque no sabía qué iba a hacer de ahora en adelante. No sabía si buscar empleo, o ponerle más empeño a proyectos personales, pero al fin y al cabo todo en mi mente giraba en torno a una chamba.

Tiempo atrás había pensado en hacer algún voluntariado fuera de México, me parecía una excelente idea la combinación de ayudar y poder viajar al mismo tiempo, así que el ánimo de agarrar mis cosas e irme a otro lugar en el mundo se me hizo perfecto para la ocasión. Pensando claro en la fortuna de tener una buena edad para hacerlo (aunque siempre pienso que nunca es tarde), pero al menos no tenía ningún compromiso ni nada que me impidiera hacerlo.

Así que apliqué a AIESEC, una asociación dedicada a colocar jóvenes profesionistas alrededor de todo el mundo. Esta asociación te permite realizar ya sea un voluntariado de máximo 3 meses o prácticas profesionales remuneradas de hasta dos años. Yo no quería irme tanto tiempo, sólo tenía ganas de vivir una experiencia diferente un par de meses, así que apliqué a Brasil (en realidad no se porqué ese país), tal vez sólo en ese momento me llamaba mucho la atención después de la euforia del mundial.

Una semana después de haber aplicado a distintas ciudades por fin me respondieron de Rio de Janeiro, y un mes posterior me lanzaba a una de las mejores aventuras de mi vida. Colaboré para una ONG en un proyecto llamado MOZAIKO que trabajan con adolescentes para concientizarlos sobre el panorama del futuro y les asignan actividades para mejorar el planeta. Mi equipo y yo realizamos una campaña publicitaria para que los jóvenes aprendieran a reciclar la comida. Fue un trabajo muy enriquecedor y al mismo tiempo divertido.

Cuando apliqué a AIESEC jamás me imaginé las cosas tan maravillosas que estaban esperándome en Rio de Janeiro. Conocí gente de muchas culturas de todas partes del mundo, con decirles que mi mejor amiga era una chica de Malasia que había estudiado medicina que me sacaba una cabeza de altura (bueno yo soy bastante chaparrita) y era la persona más sarcástica del mundo pero al mismo tiempo te hacía reir como nadie. Tuve buenas y malas experiencias con la ciudad, pues nada puede ser perfecto, pero al final de esa manera es como aprendes y te quedas con un momento que puede marcarte la vida de una buena manera.

Vivir en otro país al menos un tiempo, es de las cosas que mas puedo recomendarte cerrada de ojos, pues abre tu panorama, tu mundo crece, dejas de sentir miedos que antes tenías, las ideas cerradas y tontas sobre otras culturas desaparecen, dejas de juzgar y sólo contemplas la vida.

¡Hazlo no te arrepentirás!

Te dejo un video donde te doy consejos de ¿Cómo vivir en el extranjero?♥

https://www.youtube.com/watch?v=yqyFnCNdNoI

 

Sin comentarios

Publicar comentario