Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri de sanctis coveti dispecit.

Qué hacer para ser puntual

se puntual

Qué hacer para ser puntual

Qué hacer para ser puntual

Resulta que ser puntual se está convirtiendo en una especie de talento cada vez más valorado, pues con el caos de la ciudades que implica el tráfico, ser una persona impuntual es bastante común. Realmente nadie quiere ser la típica persona que llega 20 minutos tarde a su trabajo, a las juntas o incluso reuniones con tus amigos pues caes muy mal. Toma en cuenta estos tips para ser una persona puntual y nunca más vivas con prisa.

Acostúmbrate a poner alarmas. Si estás sobrecargado de proyectos, establecer alarmas para realizar tus tareas pendientes es darte una ayudada enorme. Hoy en día quien no tiene un smartphone es porque vive en una comunidad alejada de la civilización o en una isla desierta. Utilízalo a tu favor y cuando tengas un pendiente pídele a ese asistente electrónico que te lo recuerde.

Haz listas. Una cheklist diaria te ayudará a saber qué es lo que tienes que hacer en el día. Créeme que ir palomeando tus tareas es una actividad relajante que te va quitando cada vez más peso de encima. Hazla antes de empezar tu día, que sea lo primero que hagas a primera hora.

Haz una línea de tiempo. Después de plasmar en una libreta, en tu celular o tablet tu lista de actividades, calcula el tiempo que te llevará cada una y apúntalo en seguida. De ese modo sabrás en qué momento podrás terminar tus tareas, y entonces puedes sabes con mejor precisión a qué hora llegarás a la cita programada y atender algunos imprevistos.

Nunca subestimes el poder del tráfico. Los que hemos vivido en la CDMX saben de lo que les estoy hablando, pero incluso en ciudades más pequeñas puede haber accidentes o acontecimientos que atoren el tráfico y se vuelva un caos. Así que calcula salir con 30 minutos más de los que normalmente haces al lugar a donde te diriges, si llegas antes puedes ir adelantando otros pendientes o responder algunos correos.

Lo urgente primero. Da prioridad a lo que te urge terminar aunque sepas que no te va a quitar mucho tiempo, que sea la primera actividad en tu lista de tareas diarias y no lo último. Por muy lógico que se lea esto, muchas personas dejan a un lado pendientes pequeños que terminan convirtiéndose en un dolor de cabeza de última hora y pueden traer muchos problemas.

Duerme bien. Cuando no duermes bien tus niveles de cortisol se elevan, estarás mucho más estresado y con prisa interna. Si estás bien descansado podrás pensar con mayor claridad, tu mente será más activa y lista para poder empezar con cualquier objetivo.

Cuando llegas siempre a tiempo, no importa que los demás lleguen tarde, siempre darás una imagen de responsabilidad y tendrás la ventaja de estar mucho más tranquilo y relajado que aquella persona que llegó tarde a su entrevista de trabajo y le fue super mal, pues trae el pulso acelerado y sudor en la frente.

 

Sin comentarios

Publicar comentario