Alienum phaedrum torquatos nec eu, vis detraxitssa periculiser ex, nihil expetendis in mei eis an pericula es aperiri de sanctis coveti dispecit.

Querido Julión

#QueridoJulión

Querido Julión

Querido Julión

Yo no tengo ningún problema en agarrar un trapeador, una escoba o preparar un caldo de pollo. No me parece un acto que denigre absolutamente a nadie, pero el contexto es lo que define todo, un hombre que le gustan “las damitas” porque claro ser damita significa saber hacer labores domésticas (obvio porque vivimos en la década de los 50).

Como sabemos la noticia de más se leyó la semana pasada y escándalo de redes sociales fue la de Julión Álvarez diciendo “¿Qué será? Me he enamorado muchas veces, pero lo que me gusta es que sean muy ‘damitas’. Estoy educado a la antigüita, me agrada que les guste agarrar un trapeador, porque puede estar hermosa y ser buena para lo que sea, pero si no tiene ese detalle, pues para mí no sirve”, declaró.

Más allá del coraje que pueda darme como mujer viviendo en un país donde, me atrevería a decir más de la mitad de las personas piensan como él, me causa risa la manera de pensar de un personaje que al final de cuentas representa ese groso de la población. No podemos juzgar a una persona que ha crecido bajos esos parámetros socio-culturales, y que ha tenido éxito a pesar del bajo nivel de consciencia que claramente vemos a través de la proyección de este tipo de declaraciones.

La manera en cómo lo dijo fue muy natural, digamos que le salió del alma. Ya después supongo que alguien le dijo que no fue la la mejor idea las palabras que usó, y trató de corregir la situación. Sin embargo, lo dicho hecho está, y desafortunadamente en internet todo se queda y nada se olvida. Así que mi queridísimo amigo Hector de la Hoya mejor conocido como Benshorts se le ocurrió una gran idea para responder a las célebres y muy sabias palabras de Julioncito.

Sin comentarios

Publicar comentario